domingo, 23 de enero de 2011




El instructor de mi gimnasio que les comente la entrada anterior esta muerto. Así. Se accidento en su moto yendo para su ciudad dos días después de la ultima vez que lo vi y ese día ni me despedí de el. Como? Por que? No entiendo. Eran tan joven, tan lindo, tan perfecto. Me encantaba, en serio. Era el único que como que se preocupaba por mi, se interesaba por mi, hablaba de otras cosas conmigo. De echo me había preguntado que si me iba a ir de vacaciones y le dije que si y el me dijo que también se iba a ir, en ese viaje se murió. Lo perdí. Sentía que teníamos una conexión pero ya no esta y ya nunca lo volveré a ver. Todo en ese gimnasio me recuerda a el. Los lugares donde hablamos, las veces que me miro, cuando me sonrió, cuando me tocó. Todo. No puedo sacarme de mi cabeza todas las imágenes de el, mirándome, sonriéndome. No puedo creer que ya no este. Todavía sigo mirando hacia la puerta esperando que vuelva, que aparezca mágicamente y me diga que todo fue una broma, que sigue ahí. Pero nunca pasara, nunca lo volveré a ver.
Y en verdad siento que soy una estúpida por estar así de mal, porque siendo sincera, lo conocí solo por un mes, y hablábamos lo normal en el gimnasio, nada mas, pero YO sentía que había algo mas y ahora nunca sabre si el también sentía lo mismo. Nunca. Y ese solo echo me esta matando. Me dijo muchas veces que había perdido peso, que tenia que pesarme (en el gimnasio), nunca lo hice, se me olvido y salimos a vacaciones. Cuando volví lo hice. 3 kilos perdí. El tenia razón pero ahora nunca lo sabrá. Nunca sabrá que el me ayudo a bajar de peso. Ahora seguiré bajando de peso por el, por mi.

2 comentarios:

Katua dijo...

Lo siento mucha, pequeña por ese altercado.. pero bueno, todas las cosas pasan por algo..

La Tua Cantante. dijo...

Lo siento de verdad. Esas cosas son golpes muy duros que hay que afrontar con cabeza...
No hagas nada que no hubiera hecho él.
besitos y si necesitas algo bueno, estare aqui